/* */
 
 

Boletín 348: Pretenden imponer “experto” ONU que ha ofrecido deshacerse de categorías hombre/mujer por “identidad de género”

 

12 de diciembre, 2016

Vitit Muntarbhonr

Por Sergio Burga

Entre el 14 y el 16 de Diciembre, los 194 países de la Asamblea General ONU votarán la confirmación de Vitit Muntarbhorn, como Experto Independiente en Orientación Sexual e Identidad de Género. Sin embargo, Muntarbhorn ha dado muestras que de independiente no tiene nada. No sólo ha prometido imponer globalmente el pensamiento ideológico de grupos LGTBI sino que ante las protestas de algunos países ha declarado a Houston Chronicle que “su mandato ONU alcanza a todo país bajo el sol y bajo la luna”.

El pasado 30 de noviembre, Muntarbhorn dio la Conferencia de Apertura del Congreso Mundial de ILGA (coalición internacional de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales) realizada en Bangkok, su tierra natal. Muntarbhorn aprovechó la ocasión para adelantar cuáles serán sus 5 prioridades de su mandato, en la cual mencionó la meta de deshacerse de conceptos binarios (hombre/mujer). Enfatizó que empezará por promover estos conceptos en la educación de los niños para producir un cambio cultural especialmente en el ámbito de la religión dirigido a integrar la orientación sexual e identidad de género.i

Las pretensiones de Muntarbhorn sobre “todo país bajo el sol y bajo la luna” llaman a reflexión sobre el rol que viene cumpliendo ONU en el mundo. Creada para defender los derechos reconocidos en la dignidad humana por el consenso mundial, hoy se ha vuelto el foro donde unos cuantos países poderosos imponen una agenda ideológica a los países pobres.

En Junio pasado, el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra aprobó la resolución que creaba la función del “Experto Independiente en Orientación Sexual e Identidad de Género” en medio de una gran polémica y escándalo. La resolución que debió ser consensuada como es tradicional y lógico ya que afectará a todos los países, se dejó al voto. Solo 23 países votaron a favor, 18 en contra y hubo 6 abstenciones. En Setiembre, el Consejo de Derechos Humanos anunció la elección de Muntarbhorn de una lista de 3 candidatos propuestos por un Consejo Consultivo.

La pregunta es: ¿Dónde queda la soberanía de los 18 que votaron en contra y los 6 que se abstuvieron? Como ya viene siendo una odiosa e inaceptable costumbre en ONU, los delegados de los países votan en un ámbito cerrado a la opinión pública y muchas veces al margen de las leyes nacionales. Muchos de los 23 países que votaron a favor de un “Experto independiente” tienen leyes locales opuestas a las pretensiones de Muntarbhorn y ni qué decir de las opiniones de los padres de familia cuyos hijos serían educados en el pensamiento- Muntarbhorn.

No existe tratado internacional firmado por los Estados que defina las categorías de “orientación sexual” o “identidad de género”. Con esta ambigüedad, Muntarbhorn tendrá total libertad de imponer su particular forma de ver la sexualidad. ¿Es que los votos de unos países darán autoridad para pedir cuentas de aquellos actos que no estén de acuerdo con el criterio de Muntarbhorn?

La resolución ahora tiene que ser adoptada por la Asamblea General en Nueva York, ya que este es el órgano máximo de las Naciones Unidas. Aquí ya empezó otro bochornoso acto de imposición al voto.

El grupo africano introdujo una enmienda a fin de que se difiera el mandato del experto con el fin de darles a los países la oportunidad de:
1. Discutir y definir a lo que se están refiriendo con orientación sexual e identidad de género (pues hoy en día existen hasta 50 clasificaciones de géneroii);
2. Definir cuáles serán las funciones exactas del experto, ya que ante la incertidumbre en la que se encuentran los países, sería abrir una caja de pandora que afectaría la autodeterminación de los países si el mandato del experto y sus limitaciones no se definen.

Argentina, por otro lado, introdujo otra resolución opuesta al razonable pedido del grupo africano. Hace unos días esta propuesta recibió 84 votos a favor, 77 en contra y 17 abstenciones. Llama la atención que hayan votado a favor muchos países de los menos poderosos con una población y leyes contrarias a la agenda Muntarbhorn – ILGA. En la región latinoamericana fueron Perú, Chile, Guatemala, El Salvador, Panamá, Bolivia, Costa Rica, México, Brasil y Uruguay.

Es decir, la idea al parecer es imponer a Muntarbhorn al voto de una mayoría simple y ajustada, con lobbies de países poderosos y ONGs con buen financiamiento de estos mismos países, y en el cual delegados de países pobres pueden votar en un cuasi anonimato que los protege de cualquier rendimiento de cuentas posterior.

Sin embargo, quedan unos días que pueden dar espacio a la razón y la democracia. Todavía hay tiempo que algunos países a través de sus autoridades y ciudadanos alcen la voz. En muchos países debería reconsiderarse la votación para que sea acorde al sentir de sus compatriotas y de las leyes nacionales. Estos delegados deben entender que la ONU no es Las Vegas (donde lo que pasa en Las Vegas queda en Las Vegas) sino que tienen una responsabilidad sobre la cual tienen que responder.

---

i. Ver http://bangkok.ohchr.org/news/press/VititFullStatement.aspx
iihttp://www.guidetogender.com/
http://techland.time.com/2014/02/13/facebook-gender-identity-zuckerberg/