/* */
 
 

Boletín 354: Gobierno de género y un pueblo que lo rechaza

 

 

8 de Marzo,2017

Por Carlos Polo y Carlos Beltramo

ll

Si tenemos un gobierno que instruye a sus ministros para que ataquen una marcha ciudadana pacífica y descalifiquen a sus promotores. Si ese gobierno orquesta una campaña mediática en su contra, ¿cómo lo llamaríamos? ¿Opresor? ¿Fascista? ¿Dictatorial? ¿Anti demócrata? Son adjetivos que describían las prácticas en la Alemania nazi, la Unión Soviética stalinista o, ahora mismo, la Venezuela chavista o la Cuba de Fidel Castro. Fueron las que usamos mil veces para calificar las acciones de Montesinos y Fujimori (¿o ya no nos acordamos de los famosos “psicosociales”?).

Pues esto viene pasando actualmente en el Perú. Lo denunció el programa de TV “Rey con Barba” el día domingo 5 de marzo. En cámaras mostró una diapositiva que forma parte de un documento de trabajo distribuido a Ministros y funcionarios de la Alta Dirección de los diferentes ministerios por correo electrónico, antes de la sesión del Consejo de Ministros del 01 de marzo del 2017.

El texto es sumamente explícito: el enemigo del gobierno es la Marcha #ConMisHijosNoTeMetas. Es decir, el gobierno no concentra su actividad en las múltiples y urgentes necesidades del país azotado por huaicos e inundaciones, ni en detener la delincuencia ciudadana, la recesión económica o la corrupción de funcionarios generalizada. Por supuesto tampoco en investigar el escándalo de Odebrecht y otras empresas brasileras –que casualmente extiende su sombra hasta el mismo presidente PPK. No, la prioridad número 1 es atacar una marcha de padres de familia que salen pacíficamente a la calle.

El gobierno de PPK cierra filas con sus ministros contra padres y madres de familia que defienden el derecho de educar a sus hijos y protegerlos del adoctrinamiento ideológico. Este colectivo lleva meses buscando dialogar con dos Ministros de Educación (uno ya censurado por el Congreso y la actual, que hace méritos para seguir el mismo camino) por la inclusión de conceptos de la ideología de género en el Currículo Nacional de Educación Básica 2017.

La polémica es simple. Mientras todo el que lea el Currículo puede comprobar la manera en que se incluye los postulados de la ideología de género (evidente en las págs. 16 y 30-31), el gobierno usa del poder que le da ser el principal ente que paga anuncios en los medios de comunicación para orquestar una campaña mediática diciendo: “la ideología de género no existe”.

Lo preocupante es que, más allá de que se trate del tema del género, es una imposición abusiva de parte del Gobierno. Todo el aparato del Estado, su poder político y económico, y su influencia mediática contra simples ciudadanos. Muy rápido en el Perú los luchadores demócratas de ayer se han convertido en los verdugos represores de hoy.

Este documento muestra que el gobierno de PPK:

• Tiene en marcha una política concertada, que busca desinformar y que lanza a todos sus ministros en contra de un sector de la población. Es muy grave: altos funcionarios del Estado estarían buscando que se viole la libertad de expresión y se ataquen algunos derechos fundamentales. “Encasillar marcha…” es una expresión de violencia ideológica contra estos padres de familia.

• Ha adoptado la ideología de género como política de gobierno y la quiere defender a capa y espada

• Ha tomado partido en favor de los grupos LGTB y en contra de un sector que promueve la familia, que “casualmente” queda cada vez más claro que es mayoritario. Pero además no ha tenido escrúpulos para usar palabras con las que un sector radical insulta a sus opositores (conservador y homofóbico).

• Está decidido a una confrontación abierta, pues no quiere ceder.

• Miente y desinforma Cualquiera que lea el Currículo puede darse cuenta claramente que este contiene ideología de género.

• No tiene ninguna vocación de diálogo en el tema del Currículo y la ideología de género. Solo busca desacreditar públicamente a quienes se oponen.

• Digita las intervenciones de los ministros. Los de Educación, Cultura, de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (y otras 6 más) han repetido el guion de que “la ideología de género no existe” y que “enfoque de género es igualdad de oportunidades”. También explicaría eventos pasados como el de “las ministras respondonas” de agosto de 2016, que buscan distribuir gratuitamente la píldora del día siguiente en contra del parecer del Cardenal Cipriani.

• Ha puesto en marcha una orquestación, un plan consciente y querido. “Informar a sector no conservador”… lo que explicaría la difusión inmediata y parcializada de estas “declaraciones” de Ministros de PPK. A “simpatizantes del gobierno” entre periodistas, locutores de radio y televisión, columnistas, artistas, tuiteros, etc. se suman todos sus aliados políticos: ONGs LGTBI y afines, como la Coordinadora Residente del Sistema ONU en Perú.

¿Cuál viene siendo el resultado para el gobierno de PPK de adoptar esta política de género?

El rechazo de un sector mayoritario de la población a esta terca y prepotente imposición ideológica explica en buena parte la brusca caída en las encuestas de popularidad de PPK.

No hay prudencia en el Gobierno al llevar este conflicto social hasta el extremo. Lo mismo sucede con otros temas. Tal parece que hay un personaje o grupo detrás de PPK (como lo dijo el congresista Vieira… y por eso lo expulsaron del partido de PPK) al cual no le importa lo que pase con PPK o con el país. Ni ahora ni después. Y mientras tanto busca cumplir sus objetivos personales desde la sombra, sean los que fueren. Si a alguien le vino a la cabeza el nombre “Montesinos”, que no se asombre, a quienes escribimos esto, también.

Si se trataba de una cortina de humo para evitar el escándalo de Odebrecht que amenaza a PPK, el gobierno no hizo buen negocio. Las cortinas de humo se usan para distraer la atención del público. Lo que ha producido esta “política del género” es centrar la atención sobre el gobierno de PPK creando un ambiente tóxico que ha potenciado el enojo en el tema Odebrecht y otros del mismo tipo. Ahora la mayoría de la población “sabe” que PPK y sus altos funcionarios son capaces de mentir descaradamente, se ponen al servicio de lobbies particulares en contra de los verdaderos intereses de la gente, no escuchan ni les interesa escuchar al pueblo y un largo etcétera.

Los hechos muestran que lejos de consensuar, el gobierno de PPK intenta aplastar opositores. Si el movimiento en defensa de la familia cede terreno, asustado por “tanques de papel”, de seguro el Gobierno irá por más.