/* */
 
 

Boletín 358: Presidente Trump corta fondos de EEUU a UNFPA


Trump signing Executive Order 13780 cropped7 de abril, 2014

Por Carlos Polo

El apoyo de UNFPA a la política de un solo hijo (ahora de dos) aplicada en China determinó que UNFPA fuera inelegible para la financiación federal de EEUU. La decisión del Departamento de Estado se dio a conocer a través de una dirigida al presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, Bob Corker. En esta comunicación se describe el reiterado apoyo de UNFPA al programa de planificación familiar del gobierno chino que incluye prácticas coercitivas tanto en abortos como en esterilizaciones.

Aun cuando en el 2015 fuera enmendada la Ley de Población y Planificación Familiar, y ya no se permite solo un hijo sino dos, el gobierno de China claramente continúa siendo el administrador de la fecundidad de los ciudadanos chinos recortándoles un derecho humano básico. UNFPA no puede decir que defiende el derecho a decidir cuándo y cuántos hijos tener, y al mismo tiempo apoyar el programa de planificación familiar en China. En este sentido, el gobierno de EEUU así como cualquier organismo público o privado, o cualquier persona de buena voluntad, no puede asociarse a quienes arrebatan los derechos humanos fundamentales a hombres y mujeres.

No es la primera vez que se aplica la misma medida contra UNFPA. A pesar de ello, ha seguido colaborando con la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar de China. Los fondos que ya no recibirá UNFPA a partir de ahora se reasignarán a una partida estatal que atiende programas de salud materna.

"Que UNFPA haya perdido estos fondos es una gran victoria para las mujeres de China y para todos los que respetan la dignidad inherente de cada vida humana", dijo Steven W. Mosher, presidente del Population Research Institute. Mosher fue testigo de excepción cuando en 1979 siendo el primer estadounidense haciendo trabajando de campo en China comunista presenció la puesta en marcha de la política de un solo hijo.

Las investigaciones dirigidas por Mosher expusieron numerosos abusos contra los derechos humanos bajo la política de un solo hijo. También proporcionaron el ímpetu para que las administraciones de Reagan y los dos Bush cortaran fondos estadounidenses a UNFPA. Por ejemplo, en el caso de Bush hijo, los informes del PRI motivaron a que el Departamento de Estado de EEUU hiciera su propia investigación que confirmó las conclusiones del PRI.

Con excepción de la Administración Obama, los fondos del gobierno de EEUU para UNFPA se han reducido en algún momento desde Reagan.

La medida para terminar con la financiación de UNFPA surge como respuesta a un memorando presidencial emitido por el Presidente Trump a principios de este año. El 23 de enero, que ordenó al Secretario de Estado que hiciera cumplir la Enmienda Kemp-Kasten. La Enmienda Kemp-Kasten le permite al presidente recortar fondos para cualquier organización que apoye o administre un programa de planificación familiar donde se practique de manera coercitiva el aborto o la esterilización.

En virtud de la política de un solo hijo, las mujeres que superaron el número permitido de nacimientos han sido sometidas a una serie de penas severas, entre ellas detención ilegal, confiscación de bienes, demolición de sus viviendas, esterilización involuntaria y multas impagables cuyos montos equivalen de dos a diez veces su ingreso anual.

El aborto forzado es uno más de estos abusos y sigue siendo un componente básico de la implementación de las políticas de planificación familiar en gran parte de China hoy en día. De acuerdo con el informe del Departamento de Estado de 2016, estas políticas continuaron siendo aplicadas en las provincias de Hubei, Hunan, Liaoning, Guizhou, Jiangxi, Qinghai, Yunnan y Guangdong. "Medidas correctivas" es el eufemismo utilizado para el aborto en China cuando los nacimientos exceden las cuotas fijadas por el gobierno. Esto sigue ocurriendo incluso después de que se estableciera la política de dos hijos.

UNFPA ha implementado continuamente proyectos de cooperación en China desde el advenimiento de la política de un solo hijo en 1980. En 1991, el entonces director ejecutivo del UNFPA alabó el programa planificación familiar de China diciendo: "China tiene motivos para sentirse orgullosa y complacida con los notables logros alcanzados en su política de planificación familiar y el control de su crecimiento demográfico en los últimos 10 años"

En un comunicado de prensa difundido hace pocos días, UNFPA continúa manteniendo su asociación continua y el apoyo pasado de los programas de nacimientos planeados de China.

Hasta el día de hoy, UNFPA nunca se ha disculpado por su apoyo y elogios de la política de un solo hijo de China. Por el contrario, el actual programa quinquenal de UNFPA en China continuará hasta 2020.

Al informar sobre una reunión en Mayo del 2012 entre el viceprimer ministro Liu Yandong y el director de UNFPA, Babatunde Osotimehin, la agencia de noticias Xinhua describe el evento diciendo: “Alabando la cooperación entre China y el UNFPA ... Liu dijo que la cooperación estaba firmemente apoyada a la aplicación del plan de desarrollo de la población de China y promovida para el desarrollo de China en el campo de la población.”

"El apoyo de UNFPA al programa de planificación familiar de China es inaceptable", dijo Mosher, "ninguna organización o entidad que apoye un programa que incluya abortos y esterilizaciones forzadas merece un centavo de los dólares de nuestros contribuyentes".