/* */
 
 

Boletí 369: Fracaso del lobby LGTBI en la OEA

23 de junio,2017

Por Carlos Polo

Ana Maria Valdivieso en OEA

Sra. Ana María Valdivieso, representante permanente de Perú ante la            OEA, que propuso inclusión del término “personas intersex”.
 

Un rotundo fracaso para el lobby LGBTTI (Lésbico, Gay, Transexual, Transgénero, Intersex) se produjo durante el 47 periodo ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA. Mientras este año esperaban un gran avance en su agenda incluyendo términos como “intersex” por el apoyo de los países más poderosos de la región, la Comisión General de la OEA rechazó toda incorporación de términos nuevos. Las organizaciones pro familia de la región cada año más numerosas impusieron este freno y se espera que en los próximos años se revise los términos hasta ahora acordados, en materia de orientación sexual, identidad y expresión de género. Esto se refiere a todo lo avanzado mientras el lobby LGTTBI no tenía adversarios ni obstáculos en el ámbito de la OEA.

El Proyecto de Resolución OEA sobre Protección y Promoción de Derechos Humanos se convirtió en uno de los de mayor discusión y polarización durante la sesión de la Comisión General. Uno de los puntos que causó gran controversia fue la propuesta de la Sra. Ana María Valdivieso, representante permanente de Perú ante la OEA, que propuso inclusión del término “personas intersex”.

El portal www.bizusaperu.com recoge a principios de año una nota de prensa del parlamentario andino Alberto Adrianzén Merino en la cual informa “que junto con representantes de la ONG Promsex sostuvieron una reunión con el canciller Gonzalo Gutiérrez Reinel y la ministra Ana Rosa Valdivieso, directora de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, para evaluar los avances de la adhesión del país a la mencionada Convención” (Convención Interamericana contra toda Forma de Discriminación e Intolerancia)”1.

Por tanto, no sorprende que en la referida resolución ni en otras iniciativas en la OEA, la Sra. Valdivieso haya procurado introducir las categorías propuestas por grupos LGTBI bajo la excusa de “prevenir, eliminar, prohibir y sancionar todos los actos y manifestaciones de discriminación e intolerancia en los países de América Latina y el Caribe”.

La polémica se establece cuando una categoría como “personas intersex” no se encuentra incluida en ningún tratado ratificado por los países de la región. Peor aún, no se encuentra ni siquiera dentro de las leyes peruanas ni de otros países.

El peruano Sergio Burga, a nombre de su institución Population Research Institute y de la “Coalición de Democracia y Derechos Humanos”, expresó ante el Secretario General de la OEA que dicha propuesta constituye una vulneración de los “derechos establecidos en la Convención Americana de Derechos Humanos y exceden el mandato que les ha sido otorgado por los Estados miembros”. Aceptar categorías ideológicas que no están incluidas en el marco jurídico vigente es usurpar las funciones del Congreso y faltar al deber de velar por la Constitución y las leyes peruanas prestándose a las exigencias de lobbies para crear nuevos “derechos” ajenos a las legislaciones de sus países.

Las pretensiones de la peruana Valdivieso y de otros representantes de estados que defendían las iniciativas del lobby LGTTBI no obtuvieron el respaldo de todos los países. Por el contrario suscitaron distintas reservas en las delegaciones de Paraguay, Jamaica, Surinam, Santa Lucía y Barbados, entre otros. La redacción final fue cambiada varias veces para alcanzar consenso. El pasado martes la negociación se prolongó hasta la media noche. Al final, después de horas de deliberaciones y la oposición y reservas en distintos sentidos de varios países logró aprobarse el texto que, sin embargo, tuvo que regresar a la redacción de un año antes.

El portal 7/24 dando cuenta de lo acontecido en la OEA reporta que “si bien los representantes de los grupos LGBTTI se mostraron decepcionados, también los grupos pro familia, matrimonio hombre-mujer y protección y defensa de la vida, expresaron sus reservas en la redacción final del texto. Para ambos, fue un retroceso al regresar a lo definido en 2016. Se espera que una vez traducido el texto, sea presentado a la Asamblea General, para que el pleno apruebe el documento”2.

¿De qué “género” estamos hablando?

Queda pendiente para los próximos años una revisión general de categorías ideológicas que han venido adoptándose en diversas resoluciones OEA. Una de ellas es la referida al término “género”.

Mientras el lobby LGTTBI ha introducido a la fecha en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos 24 clasificaciones de géneros distintos. Sin embargo, el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional –que sí es vinculante– define el género, “se refiere a los dos sexos, masculino y femenino, en el contexto de la sociedad”.

El problema es que, tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como otras entidades del ámbito OEA, las vienen incluyendo en resoluciones y acuerdos como si fueran de adopción obligatoria para los países aun cuando no son vinculantes.

Ya varios países adelantaron que serán sus propios estados, los que en apego a su legislación vigente, apliquen lo relativo a protección de derechos humanos en el rubro de género.

El 47 periodo ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA viene realizándose con intensa participación de diversas organizaciones de la sociedad civil que han protestado por estas prácticas antidemocráticas que buscan “crear” nuevos derechos a espaldas de la población. Parece que están llegando a su fin los días en que malos funcionarios se aprovechan de la penumbra de procedimientos de difícil acceso a la opinión pública.

Links:

-1 http://www.bizusaperu.com/noticias/piden-que-peru-se-adhiera-a-la-convencion-interamericana-contra-la-discriminacion.html

-2 http://www.siete24.mx/rechazan-oea-caracteristicas-intersex/